Las experiencias tempranas de agrupar y clasificar ayudan a los niños pequeños a observar en qué se parecen y en qué se diferencian las cosas. Esta comprensión les servirá cuando estén aprendiendo técnicas matemáticas en la escuela primaria. Aquí les proponemos algunas formas de realizar esas actividades en su casa.

  • Mirar juntos las fotografías familiares preferidas puede llevar a muchas actividades interesantes de clasificar y agrupar. Empiecen por separar las fotografías de hombres y mujeres, y luego intenten categorías más difíciles, como familiares de mamá o de papá, hermanos o hermanas, o los lugares donde viven. Si desean imitar a los científicos cuando clasifican cosas, intenten formar solamente dos grupos, por ejemplo los de primos y no primos.
     
  • Clasifiquen las listas de compras según el tipo de artículo, tal como vegetales frescos, alimentos congelados o artículos de limpieza. En la tienda, intenten predecir dónde estará cada artículo.
     
  • ¿Tienen alguna colección de piedras, caracolas, monedas u ositos de peluche? Ideen diferentes formas en que las podrían clasificar. Usen los recipientes que tengan en su casa, como moldes de panecillos, cajas de huevos o envases de yogurt reciclados.
     
  • Ayude a su hijo a pensar en formas de clasificar y guardar los juguetes y los materiales de arte. Por ejemplo, sugiérale que guarde todos los animales de peluche en una canasta y los camioncitos en otra. O separen la colección de dinosaurios de plástico entre un grupo de carnívoros y otro de herbívoros.

Fuente: Adaptado de Message in a Backpack, Teaching Young Children 5 (5): 15

© National Association for the Education of Young Children — Promoting excellence in early childhood education